Los riesgos de adelgazar: cinco terribles cosas que nadie te advierte de perder peso

ESTAR A DIETA ES BENEFICIOSO PERO…

Los riesgos de adelgazar: cinco terribles cosas que nadie te advierte de perder peso

Perder peso es una de las grandes obsesiones de nuestra época. Pero ese propósito de vida sana tiene consecuencias en las que no habías pensado. A veces no hay que buscar problemas…

Adelgazar es una meta que muchos se ponen como propósito de año nuevo y que demasiados acaban arrastrando durante los doce meses siguientes sin apenas conseguir resultados… Perder peso y alcanzar nuestro peso ideal requiere mucha constancia y fuerza de voluntad. Es necesario mantener una alimentación sana y equilibrada, hacer ejercicio, evitar picar entre horas

Suele ser algo más sencillo si nos decantamos por alguna dieta exprés con la que podamos quitarnos unos kilos en apenas unos días y después centrarnos en mantenernos. Claro que éstas son mucho más estrictas y, al menos durante el tiempo que las estemos siguiendo, vamos a tener que renunciar a muchas cosas.

Pero todo sea por adelgazar. Además de ser una buena excusa para comprarnos ropa nueva, sólo con perder entre un 5% y 10% de nuestro peso notaremos importantes mejorías en nuestra salud y podremos reducir el riesgo de padecer enfremedades de corazón, diabetes y, según varios estudios, algunos tipos de cáncer.

Al perder entre un 5% y 10% de nuestro peso notaremos importantes mejorías en nuestra salud… Desde luego todo ventajas, ¿o no?

No sólo eso, como recopila Amanda MacMillan en Time, diferentes estudios científicos los beneficios de perder peso puede aumentar los niveles de energía, mejora la memoria, la vista, reducir los síntomas de depresión, incrementar las posibilidades de embarazo, e incluso conseguir un aumento de sueldo, ahí es nada. Desde luego todo ventajas, ¿o no?

¿Te has planteado alguna vez que adelgazar tiene su lado oscuro? El doctor Adam Tsai, médico del Kaiser Permanente de Colorado y portavoz de la Obesity Society, sí y ha recogido algunas de las consecuencias negativas que perder peso pueden tener en nuestra salud y en nuestra vida en general, y no son pocas. Al menos cinco.

  1. Problemas de pareja

Bajar de peso puede hacer que te sientas más sexy, aumente la confianza en ti mismo y refuerces tu autoestima. Te sentirás estupendamente y querrás lucir ropa nueva, dejarte ver y mirarte de cuando en cuando a los espejos. Tu sí, pero ¿y los que te rodeannbsp;

Un estudio realizado en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, encontró que aquellas personas que conseguían adelgazar alrededor de 27 kilos en unos dos años a menudo tenían problemas con sus cónyuges porque se sentían celosos o amenazados por el cambio físico de sus parejas.

Sentirse genial, sexy y con plena confianza en uno mismo, puede cambiar el equilibrio de la relación

El doctor en psicología Gail Saltz explica que esto ocurre porque algunas personas, al ver el cambio de sus parejas y notar cómo la gente cercana alaba su nuevo físico, tienen miedo a perder el control y confianza en la relación e incluso temen que les dejen: “Sentirse genial, sexy y con plena confianza en uno mismo, puede cambiar el equilibrio de la relación”, y añade que “muchos de estos problemas se podría dar también con a las amistades”.

  1. Cambia el gusto de algunos alimentos (que igual te gustaban)

Perder mucho peso en poco tiempo puede alterar tu paladar. Un reciente estudio elaborado en la Universidad de Stanford reveló que después de haberse realizado una cirugía bariátrica, el 87% de los pacientes declararon haber sentido cambios en el sentido del gusto. Antes de operarse, alrededor de la mitad de los encuestados dijeron que disfrutaban de un sabor más nítido de la comida mientras que el otro cincuenta por ciento notaba menos sabor en los alimentos. Tras pasar por el quirófano, los que degustaban la comida con menos intensidad perdieron un 20% más de peso en sólo tres meses que los que dijeron haber percibido sabores más fuertes.

Otro estudio llevado a cabo en la Leicester Royal Infirmary, Reino Unido, mostró resultados similares. En este caso, se encontró que tres cuartas partes de los pacientes que se habían sometido a algún tipo de cirugía para perder peso, desarrollaban una aversión a ciertos alimentos después de operarse, sobre todo a carnes y productos lácteos.

  1. Deformación de huesos por pérdida de masa ósea

Adelgazar, y la consecuente pérdida de masa ósea, puede debilitar tus huesos y hacer que sea más fácil sufrir una fractura. Aunque nunca lo hayas pensado, tener un poco de exceso de peso puede hacer que tus huesos sean más fuertes –para poder cargar con los kilos de más–, aunque también daña las articulaciones.

  1. La piel puede quedarse flácida

Adelgazar suele ser una alegría, pero mucha gente no tiene en cuenta un daño colateral a quitarse de encima esa grasa corporal de más: la flacidez de la piel.

Tras una pérdida de peso rápida, muchas personas tiene que someterse a tratamientos cosméticos e incluso cirugía estética

Tras una pérdida de peso rápida, muchas personas tiene que someterse a tratamientos cosméticos e incluso cirugía estética para volver a colocar sus senos en su sitio, recuperar su antigua piel tersa o colocar la piel de alrededor del vientre o del trasero. Hay que adelgazar con cuidado y controlando que cada parte de tu cuerpo se adapta al nuevo peso.

  1. Tienes más sueño de lo normal

Te duermes por las esquinas. Un estudio elaborado en la Universidad de Pennsylvania demostró que las personas que han perdido al menos el 5% de su peso corporal durante un período de seis meses dormían un promedio de 22 minutos más que antes de adelgazar. Además, investigadores finlandeses analizaron que una pérdida de peso modesta mejora significativamente los síntomas de la apnea del sueño.

Dormir mejor también ayuda al cuerpo a quemar grasa más eficientemente, así que conseguir un buen descanso se traduce en más probabilidades para mantenerse en el nuevo peso e incluso adelgazar un poco más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *